Factores que influyen en el desarrollar una investigación
El cliente se convierte en uno de los principales factores influyentes para desarrollar una investigación

¿Sabéis qué influye para desarrollar una investigación? ¿Y si la haces por tu cuenta? ¿Sabéis las repercusiones que esto puede ocasionar? Hoy venimos a hablaros de uno de los factores que más influye en el desarrollo de una investigación, el cliente.

Sabemos que contratar un detective privado es una decisión complicada. Sirve en la mayoría de los casos para cambiar de una forma drástica la vida de nuestros clientes, pero estos, a pesar de nuestros avisos, no siempre son los mejores clientes. No penséis mal, os vamos a explicar los motivos y diferentes tipos de esta clase de clientes que existen para nosotros.

Comienzos para desarrollar una investigación

Para desarrollar una investigación el cliente, habitualmente, comienza con una rápida búsqueda en Google de “detective privado en Madrid” o “detective privado barato en Madrid”, donde nos pide confirmar sus sospechas de que su mujer le es infiel.

El cliente nos indica que quiere contratar un detective privado tras haber revisado el bolso de su pareja, cotilleado su móvil, e incluso haber acudido en ocasiones a la salida de su puesto de trabajo, convirtiéndose el cliente en detective sin experiencia y con implicaciones emocionales nublando su juicio.

Nos dice en la llamada que se trata de “algo sencillito” y que solo quiere “alguna foto”. Para un detective privado con experiencia esto se traduce en: sigue a mi mujer, que es tan inteligente como para estar pegándomela con otro sin que me entere, y la que encima esta con la mosca detrás de la oreja porque la han removido todo el bolso buscando no sé qué, con lo que nos toca seguir a una mujer que se huele algo, y créanme, eso es complicadísimo.

Desarrollar una investigación a particulares no es lo único, las empresas también se complican

Otro trabajo de lo más habitual tienen que ver fundamentalmente el desarrollar una investigación sobre bajas laborales. Especialmente tratamos bajas para medianas o pequeñas empresas, ya que el tener un empleado de baja por un largo periodo de tiempo para este tipo de empresas les supone unos esfuerzos económicos que muchas no pueden afrontar.

Aquí se dan varios tipos de contratantes, el que tiene la certeza de que la baja puede ser fraudulenta y se pone en contacto con nosotros con el objetivo de buscar la mejor opción de cara a demostrarlo.

También se da el caso de que al empresario le hayan llegado rumores por parte del resto de empleados de que el investigado lleva un estilo de vida que no se corresponde con el estado de incapacidad temporal que alude y desean contratar un detective privado para salir de dudas.

Y por supuesto, de nuevo, el empresario, que decide, sin ningún tipo de formación ni conocimiento de como hacerlo, seguir a su empleado.

Aquí hay tres posibilidades, que le pillen (Ojo con esto, que puede ser denunciado por su empleado); que efectivamente obtenga pruebas de que la baja es fraudulenta, lo que no le valdrá de nada ante un tribunal, ya que solo el desarrollar una investigación por un auténtico detective privado tienen validez ante el mismo, o que, por supuesto, no consiga nada debido a que no sabe cómo obtener este tipo de pruebas.

En cualquiera de los tres casos, no solo el empresario no saca ningún provecho, si no que encima siempre pierde, ya que aparte de los delitos que comete al realizar un trabajo para el que solo los detectives privados habilitados por el Ministerio del Interior estamos legitimados, en la mayoría de los casos, encima, pone en aviso a los investigados de que pueden ser objeto de seguimientos y vigilancias por parte de un verdadero detective privado.

No juegues al detective, déjalo en manos de profesionales

Sabiendo que el contratar la figura de un detective privado no es siempre sencilla, y casi nunca es la primera opción, generalmente, cuando el cliente previamente a querido jugar a ser el Inspector Gadget o Scooby Doo, la efectividad de los seguimientos suele reducirse bastante, lo que repercute en que el caso se suele alargar más de lo que debiera sin este intrusismo, suponiendo un encarecimiento del servicio.

Por todo esto, cuando tomen la decisión de contratar un detective privado, aléjense del investigado y déjennos hacer nuestro trabajo, dejen que  KarmaDetectives se encargue de poner a cada uno en su sitio.

Deja una respuesta