Detective en la nieve
Descubre cómo cumplimos nuestra investigación incluso un detective en la nieve

Cuando creíamos que nuestra formación y experiencia como detectives privados en Madrid nos permitiría desenvolvernos en las más extravagantes e incluso retorcidas situaciones a las que nos podríamos enfrentar, es la meteorología, la que nuevamente nos ha puesto a prueba y enseñado una verdad universal en nuestro oficio y a enseñarnos a ser un mejor detective en la nieve.

Y es que es completamente cierto que por mucho que nos empeñemos en estar al día, tanto de nuevas tecnologías, siendo detectives de nuestro tiempo, como realizando toda clase de cursos y especializaciones relacionadas con nuestra labor profesional, en nuestro oficio, no existen, por mucho que se parezcan, ni dos investigaciones ni dos días iguales, y de esto, se ha encargado de recordárnoslo, el temporal de nieve Filomena que ha azotado especialmente el centro de la península durante estos últimos días.

En concreto, este temporal nos pilló, realizando un seguimiento laboral a un trabajador que se encontraba de baja laboral en su empresa desde hacía unos meses.

El responsable de recursos humanos de la empresa nos contactó porque necesitaban los servicios de un detective privado en Madrid ya que sospechaban, tal y como pudimos comprobar durante el seguimiento, que esta baja no se corresponde con lo alegado por el trabajador.

Pero a lo que vamos es que el temporal y la acumulación de nieve, se empezó a producir, especialmente a partir de la tarde del viernes, cuando nos encontrábamos, en el maletero de nuestro vehículo, realizando una vigilancia continuada del domicilio del investigado.

Avances hasta ser un detective en la nieve

Mientras íbamos comprobando, según avanzaban las horas e iba entrando la noche, como los centímetros de nieve, se iban acumulando en los alrededores de nuestro vehículo, haciendo imposible finalmente, el regresar a la finalización del trabajo a nuestro domicilio por lo impracticable que en esos momentos, ya estaban las carreteras y calles madrileñas.

Por suerte, y debido a la localización del lugar en el que se hacia la investigación, se pudo regresar a casa en metro, pero sin duda, de no haber sido así, se tendría que haber hecho noche en el interior del vehículo, lo que, por desgracia para las espaldas del detective privado que tiene que hacer estas pernoctas, sin ser relativamente frecuente, se da de vez en cuando.

Muchas veces estas pernoctas, pueden ser prescindibles, o incluso evitables, pero en multitud de ocasiones, esta dedicación hacia nuestro trabajo y nuestras investigaciones hacen que logremos datos y grabaciones que de otra manera no podríamos incluso como detective en la nieve, jamás, haber datado.

En esta ocasión, el empleado objeto de la investigación, de baja por un esguince en el tobillo, y que alegaba incluso “insufribles dolores” que le impedían desplazarse, fue captado durante los tres días objeto de nuestro trabajo, realizando pequeños desplazamientos alrededor de su domicilio mientras paseaba a su perro, documentando como esos alegados dolores, no parecían tan graves.

Lo que parecía un trabajo finalizado, en el que incluso, podíamos haber alegado que al tener esas grabaciones y, debido a la climatología, debíamos regresar a nuestros domicilios, decimos, ya que sabíamos que debía sacar nuevamente a su perro por la noche, mantener la investigación.

La investigación hasta el final

Y, gracias a esta decisión, pudimos observar, y documentar, como el investigado, durante mas de una hora, y bajo la copiosa nevada que caía sobre la capital de España, jugaba y corría con su mascota, disfrutando junto a su perro de la nieve.

La prolongación de la vigilancia del domicilio del investigado era, a priori, incluso innecesaria, puesto que, incluso hubiera sido lógico que el investigado hubiese abierto la puerta del domicilio para que su perro hiciera rápidamente sus necesidades y regresara al interior del domicilio rápidamente.

Sin embargo, y a sabiendas de que seguro debía salir con su mascota, lo mas profesional era mantener hasta el último momento y a sabiendas de las repercusiones que eso traería, la investigación en curso hasta el último minuto.

Con esto, no queremos decir que seamos los mejores detectives privados de Madrid, o que si desean contratar al mejor detective de Madrid, tengan que contactar con nuestro despacho de investigación, sino simplemente que, nosotros hacemos nuestro trabajo, y somos muy profesionales en ello, lo que hace que un trabajo de notable, pase a ser de matricula de honor, aunque en este caso implique pasar la noche en, también sea dicho, un vehículo perfectamente preparado para dormir en él.

No nos cansamos de decir estas dos cosas, la primera es que al contratar a un detective privado, siempre soliciten su tarjeta de identificación personal o TIP, puesto que por desgracia, en nuestra profesión, existe un importante problema con el intrusismo y con estafadores que se hacen pasar por verdaderos detectives privados sin serlo.

En relación a este primer recordatorio, viene el segundo, ya que, aunque no siempre, en ocasiones, van unidos, y es que desconfíen, si el presupuesto que les ofrece cualquier detective privado es, sustancialmente inferior al de la media, ya que puede encontrarse con que, al ser realizada la investigación por un estafador, lo obtenido durante la investigación, no le sirva absolutamente para nada.

Suscríbete al blog

Suscríbete por email y recibe los mejores artículos de detectives que has leído.

Al suscribirse, acepta recibir nuestros materiales promocionales de marketing y acepta nuestra Política de Privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento.

Por esto, recordemos especialmente que, lo barato sale caro, y más en nuestra profesión, en la que no deben dejarse llevar únicamente por el precio a la hora de contratar un detective privado, ya que, si lo que necesita es una investigación de sobresaliente, que es lo que demandan los clientes que buscan nuestros servicios, debe de estar dispuesto a pagar por ello.

¿Te gusta? Comenta y comparte, ayúdanos a difundir

Deja una respuesta