El trabajo especializado de un detective privado
El trabajo especializado de un detective privado se paga, pero es una inversión a corto plazo

Quizá lo que más cueste en una profesión como la nuestra es el poder considerarte profeta en tu propia tierra. El haber conseguido tu propia cartera de clientes en tu ciudad, y que, a base de el trabajo especializado de un detective privado realizado previamente, te van recomendando entre sus amistades y conocidos.

Este camino no es nada fácil, hay muchos días en los que un detective privado ha de foguearse, y, porque no decirlo, aprender y crecer laboralmente realizando investigaciones que, especialmente un detective en Madrid con un gran despacho de detectives, no quiere realizar. Ya sea por condiciones, o por horario, localización del servicio, o simplemente, porque cree que económicamente no le merece la pena “salir de su casa por esa cantidad“.

Considero, que, tanto en esta amada profesión nuestra como en otras, existen profesionales que lo único que tienen de detective privado es la habilitación, o simplemente, les falta esa pasión que sentimos en Karma Detectives por cada servicio que realizamos.

Como en anteriores artículos hemos comentado, el contratar la figura de un detective privado no es barato, pero me siento orgulloso de poder decir que no solemos rechazar un servicio por el mero aspecto económico. Entendemos todas y cada una de las situaciones y motivos por los que somos contactados, y casi podemos adaptarnos a cualquier presupuesto de una u otra manera. Aunque tampoco queremos engañar a nadie, el trabajo especializado de un detective privado hay que pagarlo, y jamás regalamos nuestro trabajo.

El trabajo especializado de un detective privado se paga

Es cierto que hasta poder llamarnos detectives, hemos trabajado en prácticamente todas las comunidades autónomas del país, siendo muchos de estos servicios subcontratados por alguna otra agencia de detectives privados, que, a pesar de anunciar como realizan servicios en todo el territorio nacional, lo que hacen es contratar otro detective privado para realizar el trabajo que les es confiado, abonándonos, en estos casos, una parte del pago efectuado por el cliente.

Los comienzos como detective privado en Madrid no han sido fácil por lo competencia existente en la capital, pero, como hemos comentado previamente, nos sentimos muy orgullosos de poder considerarnos profetas en nuestra tierra. Pero nos sentimos igualmente orgullosos, de poder, llamarnos con todas las letras, detective privado en Guadalajara, detective privado en Ávila, detective privado en Toledo, y así, hasta completar todas las provincias de España.

En Karma Detectives, trabajamos realmente en cada rincón del territorio nacional, y lo hacemos verdaderamente con la misma pasión y dedicación en cada uno de ellos. Tratamos y prácticamente conseguimos hacer nuestra labor como detectives privados en grandes ciudades de miles de habitantes o en pequeños pueblos prácticamente despoblados, ya que nuestra experiencia en cientos de esos pequeños casos que los grandes despachos de detectives privados derivan hacia esos profesionales que tratan de conseguir abrirse camino han conseguido hacer de nosotros, además de resolutivos con las necesidades de nuestros clientes, un referente dentro de los detectives privados en Madrid, realizando cada servicio, sin miedo a parecer repetitivos, con una pasión muy por encima de la media conocida.

Tratamos a cada uno de nuestros clientes  con la dedicación que merecen, ya que, como siempre decimos, dar el paso de contratar un detective privado no es nada sencillo, más bien, todo lo contrario, generalmente, es el resultado de muchos meses de engaños que llevan a poner la verdad acerca de tu vida en manos de un extraño, que te la va a cambiar por completo.

Esto es lo que un buen detective privado va a aportar a su vida, simplemente, la verdad, que usted no puede o no quiere ver. ¿Qué opináis sobre este tema? ¿Consideráis fácil acudir a una persona para realizar una investigación? Cuéntanos un caso que tengas dudas e intentaremos aclarártelas.

Deja una respuesta