Investigación de adicciones. Antes y ahora
La investigación de adicciones lamentablemente sigue siendo un tema recurrente. Te exponemos algunas razones para buscar un profesional de la investigación y detectarlo a tiempo.

La Real Academia Española de la Lengua define adicción como una “Dependencia de sustancias o actividades nocivas para la salud o el equilibrio psíquico” o “Afición extrema a alguien o algo”.

Cada vez son mas frecuentes las llamadas que recibimos en nuestra agencia para corroborar, si tal como sospechan, su ser querido es victima de las diferentes adicciones que pueden arruinar la vida a cualquiera y necesitando comenzar una investigación de adicciones.

Hemos visto, cómo en estos últimos años ha cambiado mucho este tipo de investigaciones de carácter familiar, no sólo en cuanto al tipo de investigaciones a documentar, sino también, en el perfil del investigado.

Antes, este tipo de seguimientos, tenían un investigado tipo muy concreto, se venia a documentar el comportamiento de un hombre casado, con hijos adolescentes y de unos cincuenta o sesenta años, que bebía demasiado, tomaba algún tipo de drogas y, especialmente, gastaba mucho dinero en maquinas tragaperras en los bares.

Este es, sin duda, el perfil del adicto que, durante años, ha copado los servicios de un detective privado en investigación de adicciones.

Sin embargo, en los últimos años, al igual que nosotros como detectives hemos debido de reciclarnos y sufrir una evolución, tanto los servicios a investigar, cómo el perfil del investigado, han ido cambiando con nosotros.

Investigación de adicciones en nuevos perfiles

Estas investigaciones, relacionadas especialmente con el alcohol, estupefacientes y tragaperras, han dado paso a adicciones relacionadas con las nuevas tecnologías y las apuestas deportivas, tanto online como en locales físicos de apuestas deportivas.

Estas nuevas adicciones, además de estar protagonizadas por un público cada vez mayor y mas joven, tienen un común denominador, y es que no solo están relacionadas con las nuevas tecnologías, sino más directamente con el teléfono móvil y el uso de distintas aplicaciones, tanto de apuestas deportivas, como ya hemos dicho, como de compras por internet.

La investigación de adicciones acerca de las apuestas por internet son muy difíciles de realizar, ya que el teléfono móvil de una persona, aunque exista un interés legitimo en la investigación, es completa y absolutamente inviolable.

No se puede, de ninguna manera legal, intervenir un teléfono móvil para saber las apuestas que una persona realiza desde su terminal. Esta situación es, sin embargo, completamente distinta si la investigación se realiza sobre una persona que realiza sus apuestas de forma presencial en una casa de apuestas, donde, como realizamos en ocasiones, se puede documentar las apuestas que realiza una persona de manera sencilla.

Adicciones a comprar online

Otro de las grandes adicciones relacionadas con los móviles es la de las compras por internet, donde grandes compañías te llevan a casa, prácticamente, cualquier cosa.

Aquí, la investigación de adicciones se limita a documentar, durante un periodo de tiempo, el número de paquetes que llegan al domicilio del investigado.

A la sociedad en general, le parece que estas nuevas adicciones del siglo XXI, no son tan peligrosas como las que sufrían las generaciones anteriores, y efectivamente, no es tan dolosa para la salud una adicción relacionada con compras por internet si la comparamos con una adicción a la heroína claro, pero muchas familias quedan destrozadas por una de estas adicciones con respecto a la economía familiar, como antaño.

Adicciones de ahora y de antes

Realmente, si nos paramos a comparar las adicciones de ahora con las que había en años anteriores, el problema radica en la facilidad y accesibilidad que existe en la actualidad. Un adicto, puede serlo desde el anonimato de su dormitorio, mientras va en transporte público o incluso mientras trabaja frente a su ordenador.

Es difícil captar las señales o signos que delatan a un adicto, pero hay es donde los seres queridos han de poner remedio cuando noten que puede existir un problema.

Y, aunque efectivamente todos recibimos paquetes con relativa frecuencia, o jugamos unos decimos por navidad, ya que es algo socialmente aceptado, existen unos límites, que, no deberíamos sobrepasar. El consumismo es un mal de nuestra época, pero que no se convierta en un problema.

Suscríbete al blog

Suscríbete por email y recibe los mejores artículos de detectives que has leído.

Al suscribirse, acepta recibir nuestros materiales promocionales de marketing y acepta nuestra Política de Privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento.

Por ello, si piensa que un familiar puede estar excediéndose en algún tipo de afición o conducta y tiene miedo de que se convierta en algo más, o derivar en una adicción, no lo dude, contacte con profesionales que le puedan ayudar a salir de dudas y documentar esas conductas que le preocupan. Y como siempre, no se deje engañar por falsos profesionales que se ofertan como detectives privados baratos,  estos temas deben de tratarlos con una investigación de adicciones de experimentados y capaces que den soluciones reales a los problemas de su familia, estos problemas confíelos a Karma Detectives.

¿Te gusta este artículo? No olvides comentar

Deja una respuesta