Investigación en la cena de navidad
La cena de navidad de las empresas no escapan en las investigaciones de los detectives privados.

Como todos los años, los detectives privados deberíamos estar preparados para un aluvión de llamadas a nuestro despacho de detectives privados en Madrid, con motivo, especialmente de las cenas de empresa.

Durante años, estas cenas que se celebran por navidad, son las dianas en las que las parejas de los presuntos infieles, fijan sus sospechas, cuando creen que están siendo engañados con un compañero de trabajo.

Cuando contratan un detective privado para investigar una infidelidad en una de estas cenas, desean esa prueba definitiva de que, realmente, todas esas llegadas a deshoras, no se correspondían con horas extras no retribuidas como en muchas ocasiones alegaban.

Este tipo de investigaciones familiares, suelen seguir un patrón muy parecido en todos los servicios de este tipo.

Se empieza la investigación aguardando junto al domicilio de la persona a investigar, donde se le seguirá hasta el restaurante o establecimiento donde se celebrará la cena, tratando de tomar el mayor numero de documentación de la misma en el interior del restaurante, para finalmente, en caso de que haya, continuar la investigación en la discoteca a la que se desplacen, para, finalmente, acabar el servicio tras acompañar al investigado de vuelta a su domicilio.

Por supuesto, todo lo acontecido durante la investigación se plasmará en un completo informe en el que podrá, nuestro cliente conocer todo lo ocurrido durante la noche.

Esta es la investigación normal, luego, por supuesto, ocurren imprevistos que se salen de lo habitual, como, por ejemplo, como nos ocurrió cuando nos solicitaron un detective privado en Tres Cantos para realizar uno de estos seguimientos durante una cena de empresa y al llegar al establecimiento, observamos un cartel en el que pone que el establecimiento este reservad al completo para la ocasión.

Haciendo gala de una gran experiencia, y porque no decirlo, algo de morro, imitando la película “De boda en boda”, nuestro detective privado decidió acceder al interior del establecimiento y disfrutar de la velada, degustando junto al investigado y sus compañeros de una copiosa cena y las posteriores copas hasta altas horas de la noche.

Esta actitud por parte del detective privado se dio por varios motivos, el primero, a que, debido las circunstancias, si no hubiera tomado esta determinación, debería de haber esperado en el exterior del local hasta la finalización del mismo, solo pudiendo tomar imágenes de la llegada y salida del investigado, no sabiendo lo acontecido durante la noche.

Uno de los factores que influyo fue que, a esta cena, estaban invitadas mas de 300 personas, las cuales pertenecían a una de las numerosas grandes empresas que forman el complejo tecnológico de Tres Cantos.

Durante la cena, que se desarrollo en forma de cáterin, nuestro detective privado pudo observar una actitud completamente desinhibida, especialmente con una joven de cabello rubio, no pasando esta actitud a mayores.

Sin embargo, según iban pasando las horas, y las copas iban cayendo, se pudo datar como finalmente, el investigado comete una infidelidad ante nuestros ojos, y nuestra cámara oculta por supuesto.

Al finalizar la noche, el investigado no sale del local en compañía de su compañera, puesto que ella se marchó unos minutos antes, por que, si el detective privado no se hubiese colado en la fiesta, jamás se hubiese sabido de la infidelidad cometida.

Suscríbete al blog

Suscríbete por email y recibe los mejores artículos de detectives que has leído.

Al suscribirse, acepta recibir nuestros materiales promocionales de marketing y acepta nuestra Política de Privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento.

Este tipo de actuaciones ponen en valor lo que siempre comentamos desde Karma Detectives, que es el asegurarse de que eliges bien y de manera adecuada al mejor detective privado posible, ya que como se puede apreciar en este servicio, la diferencia entre elegir bien o elegir mal a la hora de seleccionar al profesional más cualificado, el muchas ocasiones es la diferencia que separa una buena investigación de una mala, ya que seamos honestos.

Si el detective privado no hubiera accedido a la fiesta, y se hubiera quedado aguardando la salida del investigado de la misma, no habría evidencias de la infidelidad que se cometió en el interior del local, pero el trabajo estaría hecho de una manera correcta, lo que hizo el detective privado fue ir más allá, dar mas del 100%, más de lo exigible, lo que hizo fue, simplemente seguir la costumbre de su despacho de detectives en Madrid, es decir, aplicar el karma sobre el investigado, llegando siempre y como sea, a la verdad.

¿Te ha gustado? No olvides compartir y comentar

Deja una respuesta