Jugando a ser detectives privados

Tras comprobar en este artículo nuestro lo difícil que resulta aprender y establecer un comienzo en esta nuestra profesión de detective privado, y a pesar de que ya hemos hablado en anteriores ocasiones de la influencia de los clientes en los casos; seguimos observando como antes de utilizar el contacto con un detective de nuestra agencia, les continúa gustando, y mucho, seguir jugando a ser detectives privados.

Esto, como ya hemos dicho, lo único que hace es dificultar nuestro futuro trabajo, ya que, rara vez, el que realicen su propia investigación, les ofrece los resultados que buscan. Generalmente lo único que consiguen es ser descubiertos y poner en alerta al investigado.

Como consejos para detectives que comienzan su andadura profesional, hace un tiempo escribí 5 pasos en la investigación de los detectives privados, una pequeña y resumida guía con consejos para profesionales para llevar a buen término un seguimiento. No dejen de echarle un vistazo, ya que aprenderán mucho de nuestra profesión.

Hoy voy a ir un paso más allá, hoy les hablo a todos estos clientes que creen que pueden realizar ellos nuestro trabajo perfectamente. Como he dicho alguna vez, no existen los detectives privados baratos, es un servicio que se paga por la complejidad, dedicación y especialización que requiere, pero háganme caso, será más costoso si primero intentan realizar sus propias averiguaciones.

Pero bueno, asumiendo que este perfil de clientes va a seguir existiendo, les voy a dar unos pequeños consejos para que al menos, sean discretos y no arruinen nuestro futuro trabajo.

¡Ojo! No estoy fomentando el intrusismo ni alentándolos a realizar lo que, dependiendo de sus actos pueda ser incluso un delito; solo, y únicamente, les voy a dar unas pequeñas pautas para que la líen lo mínimo posible.

Pautas de una correcta investigación jugando a ser detectives privados

Lo primero y más importante de todo, olvídense del todo de su móvil, es un delito el “cotillear” el móvil de la persona que quieren investigar. Y por móvil entendemos, su correo electrónico, mensajes, llamadas, WhatsApp, ubicaciones, Facebook, Instagram… Y cualquier otra cosa o información que contenga el móvil. Lo voy a repetir por si no ha quedado claro, tal como recoge este artículo el espiar el móvil de tu pareja, hijo, empleado o cualquier otra persona constituye una violación de su intimidad que puede acarrear incluso pena de cárcel, tal como ya ha ocurrido en numerosas sentencias.

Una vez ha quedado, creo, bastante claro este punto, vamos a lo que creo es lo que más les interesa, el realizar un seguimiento.

El seguir a alguien sin que se percate de ello, siempre es más fácil, obviamente, por alguien desconocido para el investigado, este es el principal motivo por el que se contrata a un detective, aparte, como es lógico, de los resultados.

El que no conozca al detective, lo que hace es que seamos invisibles de primeras para el investigado, ventaja con la que ustedes no contarán.

Realmente, ¿sigo sin convencerles de que no es buena idea que continúen? No podrán utilizar su vehículo para el seguimiento, ya que la persona a la que sigan se percataría rápidamente de que están detrás de sus pasos.

Lógicamente, tampoco podrán montarse en el mismo autobús, esperar junto a él o ella en el andén de la estación de metro, entrar a un establecimiento donde se encuentre y mil situaciones a las que se tendrían que enfrentar en cualquier seguimiento que realicen.

¿Aún piensan seguir jugando a ser detectives privados?

Háganlo de lejos, mejor desde la acera contraria por la que camine, por si repentinamente se da la vuelta. Procure no llamar la atención, no vista con colores llamativos, y por supuesto y lo más importante de todo, no se le ocurra comenzar la investigación sin una disculpa bien pensada y meditada para darle a su ser querido en el momento que les descubra, que lo hará antes o después, generalmente antes…

Este es realmente el mejor consejo que les puedo dar si deciden seguir jugando a ser detectives privados, que lleven bien pensada una excusa con la que calmar al investigado, ya que justificar el estar siguiéndole no les va a resultar nada sencillo sí, encima, deben improvisar.

No cometan el error de pensar que pueden hacerlo, para que se hagan una idea, ni siquiera yo seguiría a mi pareja por lo que les he comentado, sin ese anonimato, es prácticamente imposible llevar a buen término cualquier seguimiento.

Lo único que conseguirán es poner en aviso al investigado y prolongar de manera innecesaria la investigación, amentando también, lógicamente, el coste de la misma.

Esto es algo en lo que deben pensar, ya que, muchas veces es precisamente esto, el motivo económico, el que los lleva a emprender esto de comenzar jugando a ser detectives privados, siendo ustedes mismos los que imposibilitan la figura del detective privado barato.

Suscríbete al blog

Suscríbete por email y recibe los mejores artículos de detectives que has leído.

Al suscribirse, acepta recibir nuestros materiales promocionales de marketing y acepta nuestra Política de Privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento.

No sean ingenuos, no piensen que pueden realizar un trabajo que requiere de muchas horas en la calle para poder realizarse de manera satisfactoria, con el hándicap, además, de que rápidamente serán descubiertos.

Y, por favor, dejen tranquilos los móviles de los investigados.

¿Te gusta este contenido? Compártelo

Deja una respuesta