Ocupas en España y el desconocimiento de las leyes

El otro día en nuestra agencia recibimos la llamada de una desesperada mujer a la que se le habían instalado ocupas en la segunda vivienda. Había sido avisada por uno de sus vecinos de este hecho, y, tras la negativa de la policía a desalojar a los “inquilinos de la vivienda”, se le había ocurrido la idea de contratar a un detective privado para recabar, de la manera mas fiable y profesional posible, la mayor información posible.

La verdad es que la idea de esta mujer era buena, quería saber cuánta gente vivía en el domicilio de forma inequívoca. Con esta información pretendía vigilar de forma continuada el inmueble de forma discreta, para en cuanto quedara vacía, tal como nos trasmitió ella literalmente, “reocupar su vivienda”, entrando en ella con un cerrajero y no sacándola de allí “ni Dios”.

El desconocimiento de las leyes no exime de su cumplimiento

Es un principio básico del derecho en nuestro en país y una norma básica que, especialmente, todas las personas que se dedican a cualquier rama de la justicia deben de tener muy presente, pero cada vez tengo más claro que no todo el mundo conoce.

Esta actitud, la cual, moralmente nos parece correcta, y ciertamente nos dolió no participar; triste y legalmente en nuestro país, podría incluso considerarse un delito. A pesar de que lo único que quería esta pobre mujer es recuperar su legítima vivienda.

En España, tal como refleja este artículo, hasta los ocupas tienen sus derechos al invadir una propiedad ajena, siendo el tiempo que pasen en la vivienda hasta que se les insta a irse, lo que dirimirá si se les puede expulsar de forma inmediata o no.

Este plazo se establece en 48 horas, a partir del cual, solo queda, recurrir a costosos procesos o métodos para recuperar la vivienda, dejándolo todo en manos de profesionales.

Nuestro consejo llegado este caso, es informarse de las leyes consultando un abogado, porque tengan en cuenta que hasta al cortar la luz de una vivienda ocupada, el dueño del inmueble puede ser imputado por un delito de coacción contra los ocupas. Increíble sí, pero cierto.

Por todo esto, como hemos comentado antes, “El desconocimiento de las leyes, no exime de su cumplimiento”. Y, aunque no estamos en la mejor época para viajar, siempre me han interesado muchas leyes curiosas que se aplican en ciertos países o regiones. Estas leyes al ser completamente desconocidas para los turistas, algunas por resultar ser increíbles, hacen que por su desconocimiento se quebranten, llegando incluso a acarrear la cárcel.

Estas son algunas de las más increíbles:

Por supuesto, en cuanto a leyes curiosas destaca EEUU, donde por ejemplo en Texas no encontraras una Enciclopedia Británica, por un motivo de tanta fuerza legal como contener una receta para preparar cerveza…

Pero estos tejanos no se quedan ahí, en Texas es completamente ilegal que alguien venda sus propios ojos. Además, irá a la cárcel todo aquel que coma de la basura de su vecino, salvo que disponga de su permiso. También en esta región, deberás pagar 5 dólares si deseas ir descalzo por la calle, el cual es el precio por esta tasa.

Aunque crean que solamente estas cosas pueden pasar en EEUU, les dejo un video, con un listado mucho más completo que, al menos, les sacara una sonrisa, ya que, aquí al menos, es más motivo de risa que otras.

Sin embargo, en otros países, el desconocimiento de ciertas normas si que nos puede acarrear mas de un disgusto, como por ejemplo si viajamos a Singapur y decidimos comer chicle allí. Debido a los sucio y guarros desperdicios de este alimento por sus calles, hace años que no solo no se venden, sino que, además, también está prohibido su consumo, arriesgando a sanciones si incumples esta perseguida normativa.

Estas normas, llevadas a los límites, se suelen encontrar sobre todo en Asia, donde, por ejemplo, puedes incluso acabar en prisión si eres sorprendido vapeando. Efectivamente, puedes fumarte un paquete de tabaco sin problema, pero que no te vean vapeando… Dicen que, por motivos sanitarios.

Japón, país respetuoso donde los haya, existen varias leyes para proteger al prójimo. Entre ellas está la de que alguien con tatuajes visibles no puede acceder a lugares tan públicos y curiosos para los occidentales como son sus baños públicos. Esto se debe, a que antiguamente, generalmente los que llevaban tatuajes eran los Yakuzas, la mafia japonesa.

Pero tampoco nos pensemos que hay que cruzarse medio mundo, ya que en Europa también existen leyes, al menos, curiosas, como por ejemplo en Francia, donde los hombres no pueden llevar bañadores holgados, o en Suiza, donde no podrás tirar de la cadena del váter sin jugarte una sanción.

Aunque le hemos quitado hierro al asunto, siempre traten de ser correctamente asesorados.

Nosotros estaremos encantados de asesorarles de forma totalmente gratuita hasta donde lleguen nuestros conocimientos, y para lo demás, les derivaremos a grandes profesionales que les resolverán todas sus dudas.

Suscríbete al blog

Suscríbete por email y recibe los mejores artículos de detectives que has leído.

Al suscribirse, acepta recibir nuestros materiales promocionales de marketing y acepta nuestra Política de Privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento.

¿Te gusta este contenido? Compártelo

Deja una respuesta