Detective privado de familia
Descubre el servicio de un detective privado de familia y sus soluciones.

Un detective privado de familia, donde con el paso del tiempo y cada vez que realizamos un servicio de investigación sobre cualquier materia, nos vamos dando cuenta de que cada vez somos más utilizados para resolver y poner luz a cualquier tipo de disputa que surjan entre dos partes, ya sean estas investigaciones, de tipo familiar o laboral.

Cada vez es más común las llamadas solicitando nuestros servicios para solucionar y sacar luz a ciertos temas, especialmente familiares, que antes se consideraban tabú dentro de las familias y no se le buscaban las respuestas que un buen profesional de la investigación privada podía darles.

Uno de los servicios en referencia a estos asuntos que más demanda nos produce es la de la obtención de pruebas de paternidad, donde cada vez que salta en la prensa la noticia de un futbolista o cantante en alusión a estos temas provoca un efecto llamada en otras personas que dudan de la paternidad biológica de algún familiar y desean salir de dudas.

Pero sin duda alguna, como hemos hablado con anterioridad, y excluyendo las investigaciones por infidelidades, el servicio estrella en estos tiempos por parte de un detective privado de familia viene en relación con las custodias de los hijos en cualquiera de los modos y formas que se puedan imaginar.

Prácticamente todas las semanas sale en prensa alguna noticia relacionada con custodias de menores que hacen a muchos progenitores intentar demostrar que ellos se encuentran en una situación parecida.

En la última de ellas, un padre, que debido al COVID-19, durante la cuarentena no pudo cumplir con el convenio regulador que establecía la alternancia en el domicilio familiar de los progenitores por no facilitarlo la madre, ha sido resarcido por los tribunales a recuperar estas semanas.

Un detective privado de familia en acción

Pero este caso es simplemente uno más, en las últimas semanas se contrató nuestros servicios como detective privado de familia para demostrar como dentro de la Comunidad de Madrid, el cambio de domicilio de la madre de la capital a Móstoles suponía un grave perjuicio para los menores, ya que, aunque fuese dentro de la misma comunidad, esta mudanza perjudicaba de manera clara las costumbre y hábitos de los menores.

Los menores van al colegio en el norte de la ciudad de Madrid, donde el padre tiene también su residencia, teniendo su madre el domicilio a escasos 15 minutos del centro escolar.

Tras comunicarle la madre al padre de los menores su intención de trasladarse a Móstoles próximamente, nos contacta para datar los tiempos que, diariamente perderían los niños en desplazamientos, y que, por esto, les restaría de horas de sueño y estudios.

Comenzamos en informe, adjuntando capturas de pantalla de desde la dirección a la que la madre pretende mudarse hasta el colegio, comparándolo con el tiempo que tarda desde su residencia actual.

Tras hacer esto durante un mes en días laborales, llegamos a la conclusión de que desde su residencia actual tarda una media de 16 minutos diarios al centro escolar, mientras que desde la dirección de Móstoles tardaría una media de 43 minutos.

Reflejando también que debido a las circunstancias actuales provocadas por la pandemia del COVID-19, se estima que por cada 30 minutos de trayecto que se realizan a esas horas en Madrid, habría que sumarle otros 17 minutos cuando el tráfico vuelva a la “normalidad”.

Resolución del caso

Es decir, los menores pasarían de tardar algo mas de 20 minutos en llegar a su colegio a tardar más de 1 hora en hacerlo, tiempo que, por las mañanas, perderían de sueño.

Por la tarde, a pesar de no ser tanta la diferencia en tiempo, también seria de mas de 30 minutos, periodo que perderían de estudio cada tarde.

Adjuntando vigilancias sobre las horas a las que, actualmente se levantan los menores, realizamos un completo informe en el que detallábamos los inconvenientes y perjuicios que los menores sufrirían en caso de que la mudanza se produjese.

Hemos de decir que, en el acto de conciliación entre los progenitores con sus abogados para la modificación de las medidas, al presentarle a la madre el informe y explicarle el claro perjuicio que sus hijos van a sufrir con sus decisiones, desistió de sus intenciones por el bien de sus hijos.

También hay que resaltar el reconocimiento que, hacia nuestro trabajo hizo la letrada contraria, la que nos confesó que aún siendo ella abogada especializada en derecho de familia, jamás se le había ocurrido hasta entonces el contratar a un detective privado de familia para un tema de mudanzas de una de las partes dentro de una misma comunidad, quedando encantada con nuestro trabajo y las posibilidades que Karma Detectives ofrecen para este tipo de servicios.

Suscríbete al blog

Suscríbete por email y recibe los mejores artículos de detectives que has leído.

Al suscribirse, acepta recibir nuestros materiales promocionales de marketing y acepta nuestra Política de Privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento.

Realmente nuestro trabajo es muchas veces desconocido hasta para los profesionales con los que deberíamos trabajar “codo con codo”, no imaginando ni ellos, hasta donde podemos llegar para facilitarles de una manera tan grande su trabajo. Por suerte esto va cambiando poco a poco, pudiendo los detectives privados, como tanto nos gusta decir, llevar un poquito de ese karma que tanto nos gusta repartir, a nuestros investigados, o como en este caso, a dos menores que no perderán calidad de vida.

¿Te gusta? No olvides compartirlo y comentar

Deja una respuesta